Siempre he sido una persona de piel delicada y eso lo comprobé en mi primer viaje al mar, cuando entre vallenatos, calor insoportable y tíos medio ebrios, una pandilla de mosquitos Jején, hicieron de las suyas en mi cuerpecito de tres años de edad y perdí todo un día de paseo, debido a la alergia que contraje. Desde ese día, mi bella madre se preocupó constantemente por evitar los mosquitos en la casa.

Sin embargo, llegó el día de partir y una de tantas cosas que me faltaron en mi trasteo, a mi nueva vida de independencia, fue conseguir un repelente para mi nuevo apartamento y, como recién terminaba el verano, llegaban las fuertes lluvias y con ellas, los mosquitos, una de mis peores amenazas. Pero Eugenio, el consentido y protegido de mamá ¡Podría hacerlo solo esta vez!

1: El repelente de eucalipto, mi primera opción:

Fue algo sencillo, reuní una gran cantidad de hojas de eucalipto y un litro de agua, después de eso puse a hervir por 45 minutos los ingredientes. Posteriormente y sin dejarlo enfriar, regué la mezcla en cada una de las zonas húmedas, los marcos y las ventanas de la casa. Parecía un cura en Semana Santa, pero por un tiempo, evité que los mosquitos entrarán. Sin embargo, para un hombre tan ocupado como yo, era imposible hacer esto constantemente.

2: La manzanilla, más que un repelente, un delicioso aroma:

Compre flores de manzanilla, las mezclé con agua para lavarlas y después frotarlas en mi piel. Además de quedar oliendo a niña, cada dos horas tenía que despertarme para frotarme más. No duró ni una sola noche el método, ¡ante todo el buen sueño!

3: El aceite y el alcohol ¡Gran combinación!

Utilicé aceite de ricino, lo mezclé con aceite de oliva y alcohol, después de esto, apliqué la mezcla en la piel, algo que no se sentía muy agradable. Además de parecer un modelo de calendario de taller, me di cuenta que el efecto duraba solo 1 hora… si en dos horas no podría utilizar la manzanilla, esta mezcla tampoco era la mejor opción.

4: Tecnología, comodidad y seguridad, lo indicado para mí:

Yo necesitaba algo más, que pudiera brindarme toda la comodidad y la seguridad de no recibir picadura alguna sin perder la dignidad. La solución la encontré en el Turbo Silence Extreme, que además de tener un sistema repelente líquido, me proporciona frescura y me deja dormir ¿Qué más puedo pedir?

Sin duda alguna, ir al supermercado, visitar la sección de electrodomésticos y observar de nuevo a la niña linda de Samurai, valió la pena por partida doble, ya que me recomendó la solución perfecta (no me dio el teléfono, pero algo es algo). ¡Una razón más para querer la marca, que me ayuda a vivir bien en esta vida de soltero codiciado!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Todo lo que debes saber sobre ventiladores modernos SAMURAI

Todo lo que debes saber sobre ventiladores modernos SAMURAI
VER MÁS

¿Cómo y cuál papel adhesivo para pared usar?

¿Cómo y cuál papel adhesivo para pared usar?
VER MÁS

¿Cómo decorar mi cuarto? 4 ideas que puedes probar para renovarlo

¿Cómo decorar mi cuarto? 4 ideas que puedes probar para renovarlo
VER MÁS

3 razones para decorar tu hogar con plantas.

3 razones para decorar tu hogar con plantas.
VER MÁS

SAMURAI te enseña las nuevas decoraciones para el hogar

SAMURAI te enseña las nuevas decoraciones para el hogar
VER MÁS

Personas que valoran el silencio por encima de todas las cosas

Personas que valoran el silencio por encima de todas las cosas
VER MÁS

    Inscríbete para recibir las
    últimas novedades de